El aire acondicionado ayuda a propagar el coronavirus

Desde el comienzo de la pandemia, producto del coronavirus (COVID- 19), se ha especulado mucho acerca de sus vectores de transmisión: ¿contacto directo, o aire? Ahora, en los recientes meses, ha surgido una nueva duda: ¿el aire acondicionado propaga el coronavirus? Pues, parece que la respuesta es sí; hay una alta probabilidad que el aire acondicionado ayuda a propagar el coronavirus, en especial si circulamos en ambientes con una ventilación deficiente y poco fiable. Al respecto, un grupo de 239 científicos, en el mes de julio, le advirtió a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la transmisión del coronavirus a través del aire era una realidad, y que no podían seguir negándola. No si querían (si quieren), terminar con ésta pandemia de una vez por todas. De acuerdo a los expertos, que van desde Harvard hasta Virginia Tech, y de ingenieros civiles/medioambientales a expertos en calidad del aire en espacios cerrados; no hay necesidad de alarmarse más de la cuenta (llevamos meses sobrealertados). Si se toman medidas de seguridad se puede prevenir el contagio del coronavirus a través del aire acondicionado, o cualquier otro equipo de ventilación y refrigeración. Después de todo: ¿podemos soportar la incomodidad de los días calurosos y llenos de humedad, sin un aire acondicionado? Los que saben del tema dicen que no es saludable la exposición continua a estos climas, menos si nos encontramos en las grandes ciudades de concreto, donde el calor resulta sofocante. ¿Qué podemos hacer para evitar la propagación del coronavirus a través del aire acondicionado? Lo primero es reconocer que una ventilación deficiente o inexistente en nuestros hogares, y lugares de trabajo; nos hacen más propensos al contagio proveniente del aire. La recirculación de aire es el problema. ¿Por qué? Simple; cuando el aire acondicionado absorbe más aire interno (recicla el aire que ya ha extraído del exterior), que externo, lo que está haciendo es mantener el mismo aire, dando vuelta en la estancia; exponiendo a las personas a posibles contagios por coronavirus, que queda envuelto en el aire acondicionado, como un perverso círculo vicioso. Sin embargo, el aire acondicionado no es exactamente una máquina que produce coronavirus, no. De hecho, si se le da un buen uso puede seguir siendo nuestro aliado contra el calor y el bochorno. Algunas medidas para ello pueden ser: Cambiar los filtros. Los expertos recomiendan usar un filtro MERV 13, que elimina grandes cantidades de partículas indeseables, provenientes del aire. Si tu equipo no es compatible con este filtro, entonces encuentra uno que lo sea y cumpla con el objetivo. Tiempo de los equipos de ventilación. Si tu equipo es antiguo, lo mejor que puedes hacer es abrir las ventanas, así circulará mejor el aire. No uses el aire acondicionado. Aire exterior. Si es posible, debes hacer que tu aire acondicionado extraiga el 100% del aire proveniente del exterior.

Científicos han descubierto que el aire acondicionado ayuda a propagar el coronavirus, desde el comienzo de la pandemia, producto del coronavirus (COVID- 19), se ha especulado mucho acerca de sus vectores de transmisión: ¿contacto directo, o aire? Ahora, en los recientes meses, ha surgido una nueva duda: ¿el aire acondicionado propaga el coronavirus?

Pues, parece que la respuesta es sí; hay una alta probabilidad que el aire acondicionado ayuda a propagar el coronavirus, en especial si circulamos en ambientes con una ventilación deficiente y poco fiable.

Al respecto, un grupo de 239 científicos, en el mes de julio, le advirtió a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la transmisión del coronavirus a través del aire era una realidad, y que no podían seguir negándola. No si querían (si quieren), terminar con ésta pandemia de una vez por todas. 

De acuerdo a los expertos, que van desde Harvard hasta Virginia Tech, y de ingenieros civiles/medioambientales a expertos en calidad del aire en espacios cerrados; no hay necesidad de alarmarse más de la cuenta (llevamos meses sobrealertados).

Si se toman medidas de seguridad se puede prevenir el contagio del coronavirus a través del aire acondicionado, o cualquier otro equipo de ventilación y refrigeración.

Después de todo: ¿podemos soportar la incomodidad de los días calurosos y llenos de humedad, sin un aire acondicionado? Los que saben del tema dicen que no es saludable la exposición continua a estos climas, menos si nos encontramos en las grandes ciudades de concreto, donde el calor resulta sofocante.

el aire acondicionado ayuda a propagar el coronavirus-

¿Qué podemos hacer para evitar la propagación del coronavirus a través del aire acondicionado?

 

Lo primero es reconocer que una ventilación deficiente o inexistente en nuestros hogares, y lugares de trabajo; nos hacen más propensos al contagio proveniente del aire. 

La recirculación de aire es el problema. ¿Por qué? Simple; cuando el aire acondicionado absorbe más aire interno (recicla el aire que ya ha extraído del exterior), que externo, lo que está haciendo es mantener el mismo aire, dando vuelta en la estancia; exponiendo a las personas a posibles contagios por coronavirus, que queda envuelto en el aire acondicionado, como un perverso círculo vicioso.  

Sin embargo, el aire acondicionado no es exactamente una máquina que produce coronavirus, no. De hecho, si se le da un buen uso puede seguir siendo nuestro aliado contra el calor y el bochorno. Algunas medidas para ello pueden ser:

Cambiar los filtros. Los expertos recomiendan usar un filtro MERV 13, que elimina grandes cantidades de partículas indeseables, provenientes del aire. 

Si tu equipo no es compatible con este filtro, entonces encuentra uno que lo sea y cumpla con el objetivo.

Tiempo de los equipos de ventilación. Si tu equipo es antiguo, lo mejor que puedes hacer es abrir las ventanas, así circulará mejor el aire. No uses el aire acondicionado.

Aire exterior. Si es posible, debes hacer que tu aire acondicionado extraiga el 100% del aire proveniente del exterior.